+34 678 32 26 95 |+34 663 74 30 32 info@gilroda.com

Un redactor científico es alguien que escribe sobre diferentes ámbitos de la ciencia, la medicina y la tecnología para los lectores en general. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, al redactor científico se le identifica como el redactor médico debido a la necesidad creciente de redactar documentos acordes con la normativa regulatoria de los medicamentos y productos sanitarios para uso humano y al impacto que tienen los temas de salud sobre el ciudadano.

Como profesión es mucho más conocida en los países de origen anglosajón que en España, lo que explica la fuerte influencia de su denominación en inglés (scientific writer y medical writer) cuando se buscan sus servicios.

Los redactores científicos/médicos suelen ejercer esta profesión de dos formas, o bien formando parte de la plantilla de una empresa alineada al sector de la medicina y la biotecnología o bien como profesional independiente al que contratan sus servicios.

¿Qué hace, qué servicios proporciona?

El redactor científico/médico asiste a los investigadores y las empresas de diferentes ámbitos de la ciencia a comunicar los proyectos, los hallazgos y los productos generados a la audiencia objetivo (científicos, tecnólogos, inversores, pacientes y al público en general) adaptando el lenguaje al tipo de lector.

El redactor científico/médico proporciona diferentes servicios de redacción dentro de la cadena de valor del conocimiento en ciencia. En las etapas iniciales de la investigación básica y de la investigación aplicada, los redactores científicos/médicos redactan proyectos, artículos científicos, revisiones narrativas y revisiones sistemáticas sobre un determinado tema en las revistas científicas especializadas, redactan material para conferencias y congresos (resúmenes, ponencias, presentaciones, pósters) e informes de estudios no clínicos.

En la etapa de desarrollo, redactan informes de viabilidad y funcionalidad de prototipos y pilotos, desde sistemas de diagnóstico a informes regulatorios de ensayos clínicos Fase I/II/III de medicamentos en investigación, pasando por dispositivos médicos, informes de calidad y procedimientos normalizados de trabajo de actividades y procesos. En las etapas de comercialización y de innovación, redactan los informes regulatorios para la comercialización, estudios científicos, monografías de producto y colaboran con los departamentos de marketing en la elaboración de contenidos científicos de newsletters, folletos, páginas web y textos de contenido científico para programas de formación de profesionales sanitarios, comerciales y estudiantes.

Para realizar estos servicios, el redactor científico/médico cuenta con recursos como la formación científica, guías y estándares de redacción proporcionados por los comités editoriales, las agencias reguladoras y las asociaciones de redactores y con el aprendizaje continuo proporcionado por la experiencia de trabajar en diferentes temas científicos con diferentes interlocutores.


¿Quién contrata estos servicios?

Sus servicios son contratados por la industria (farmacéutica, de productos sanitarios, biotecnológica y alimentaria), por organizaciones de investigación (contract research organizations, CRO), agencias de comunicación, centros de investigación, parques tecnológicos, consultores de I+D+i y agencias de formación, entre otros.


¿Quién ejerce de redactor científico/médico y qué formación requiere?

Esta profesión la ejercen personas con formación científica y con habilidades para la comunicación. De acuerdo con las asociaciones de redacción medica como la española (AERTeM), la europea (EMWA) y la americana (AMWA), la mayoría de redactores científicos/médicos son biólogos, farmacéuticos, médicos, químicos y biotecnólogos con grados de doctor o licenciatura y con experiencia en investigación, lo cual les facilita la comprensión rápida de los proyectos, la interpretación de resultados, las búsquedas en fuentes de información. No obstante, también es ejercida por periodistas con inquietudes científicas (asociaciones española y catalana de comunicadores científicos, AECC y ACCC, y la asociación de comunicadores de biotecnología, AcB).

Más información